224 1321 - 224 1313 - 475 1429 - 980483947
fpmod_plantillas_menuvcolaps
Información
Trastornos Alimentarios
Otros Trastornos
Testimonios
Recomendaciones
Noticias
Patologías Alimentarias
Conocer estas patologías y el sufrimiento de quienes la padecen es el primer paso para combatirlas.
 
Sabemos que las pautas culturales han determinado que la delgadez sea un sinónimo de éxito social. Muchos de nuestros jóvenes luchan por lograr el “físico ideal” motivados por modelos o artistas o por la publicidad.
 
Muchos de ellos creen sinceramente que el mundo es de los flacos. Otros, cuyo peso natural excede al estándar de delgadez que la sociedad les impone se deprimen, se autocrítican y se sienten desvalorizados.
 
Actualmente la BULIMIA y la ANOREXIA, dos complejas patologías alimentarias, se han convertido en un verdadero flagelo para la juventud.
 
Son las alteraciones más comunes de la conducta en el acto de comer. Aunque se refiere al acto de comer no tiene relación directa con la comida. Su raíz está en el miedo a vivir y a crecer. Las señales más claras de estas enfermedades se descubren a través de: El rechazo a mantener el peso corporal por edad y talla lo que ocasiona una pérdida importante de peso. El temor intenso a engordar. La alteración de la imagen del cuerpo en la que la persona se ve o se siente gorda a pesar de estar muy delgada.
 
La presencia de amenorrea en las mujeres (ausencia de al menos 3 ciclos menstruales consecutivos). La presencia de atracones recurrentes en los que la persona siente que pierde el control sobre la comida. La aplicación de conductas compensatorias siempre peligrosas como son los vómitos, el abuso de laxantes o diuréticos, el excesivo ejercicio físico, ayunos y la ingesta de diversos fármacos “adelgazantes”. La obsesión por el cuerpo y comida está siempre presente y determina las alteraciones en la conducta.
 
SI NO SE TRATAN... 
  • Pueden morir a causa de la enfermedad.
  • Pueden agravar su estado de salud.
  • Pueden tener problemas en el colegio, en el trabajo, con la familia y con la sociedad.
  • Perderán su autoestima.
  • Sobrevendrá el deterioro de la personalidad.
  • No lograrán independencia ni autosuficiencia.
  • No obtendrán una inserción social adecuada.
HAY QUE TENER EN CUENTA QUE:
 
El paciente suele no tener conciencia de la enfermedad, no estar interesado en curarse, no sincerar sus síntomas y no cumplir con las prescripciones médicas.
Dirección : Av. San Borja Sur No. 304 – San Borja.
Teléfonos : 224 1321  -  224 1313   -  475 1429  -  980483947
 

 
© Abint 2013. Todos los derechos reservados.